• ¿Es en realidad Dota un proyecto Open Source?

    por  • 29 Mayo, 2017 • MuyLinux • 0 Comentarios

    ¿Es en realidad Dota un proyecto Open Source?

    ¿Es Dota un proyecto Open Source o propiedad de Valve? Eso es lo que tiene que dirimir un juez en Estados Unidos después de que Valve y Blizzard presentaran sendas demandas contra las desarrolladoras de dos juegos para móviles: Dota Legends e Heroes Charge. Sin embargo, lo que aparentemente es solo una violación de propiedad intelectual, tiene en realidad una larga historia detrás que podría cambiar el futuro de Dota para siempre.

    Una historia muy larga

    Charles Breyer, Juez Federal del Distrito Norte de California, es quien tiene que dictaminar quién es el verdadero propietario de Dota. Este juez ya falló a favor de las dos compañías en el caso de Heroes Charge, que estaba siendo desarrollado por la empresa uCool. Breyer explica de forma detallada en el sumario del fallo la historia del MOBA desde sus inicios, el cual nació como un mod de Warcraft III realizado por Kyle Sommer bajo el pseudónimo de Eul. Debido a que esta persona es la creadora del primer mod que dio vida a Dota en 2002, consiguió los derechos sobre la configuración, los héroes, las normas y el nombre.

    Poco después, en 2003, unos modders decidieron crear una nueva rama del juego llamada Dota All-Stars con el objetivo de reunir “los mejores y más disfrutables personales de la otra versión de Dota”. El modder Stephen Feak, que se identifica con el pseudónimo de Guinsoo, se hizo responsable de esta nueva rama aceptando contribuciones de una comunidad de modders, mientras que el Dota original seguía siendo desarrollado casi en su totalidad por Eul.

    En 2005, el liderazgo del desarrollo de Dota All-Stars fue transferido a Adbul Imsail, quien se identifica como IceFrog. Después de un breve periodo en el que estuvo trabajando para S2 Games en la creación de un juego similar llamado Heroes of Newerth, IceFrog fue contratado por Valve en 2009. Un año después la compañía de Gabe Newell compró los derechos de Dota 2 “por un buen precio”, según indica el fallo de Breyer, y luego contrató a Eul, adquiriendo así sus derechos sobre el juego.

    Guinsoo, quien fuera desarrollador principal de Dota All-Stars, fue contratado por Riot, la empresa dedicada al desarrollo del también popular League of Legends. Riot reclamó haber hecho algo parecido a Valve con Eul al contratar a Guinsoo, habiendo vendido después su copyright sobre Dota a Blizzard. Tras todo lo sucedido, ¿quién era el verdadero propietario de Dota? Tanto Blizzard como Valve mostraron su voluntad de arreglar el asunto de forma amistosa sin llegar a los tribunales, proceso que culminó con el siguiente acuerdo: Valve mantendría los derechos sobre los juegos independientes, como Dota 2, mientras que Blizzard podría utilizar el nombre para mods de Warcraft y Starcraft. Por otro lado, un proyecto llamado Blizzard Dota pasó a llamarse Heroes of the Storm.

    uCool argumentó que Dota era una trabajo colaborativo para justificar el desarrollo de Heroes Charge, debido a que su creación “tomaba los héroes más populares de Dota y los reunía en un juego”. Sin embargo, el Juez Breyer argumentó en que contra que “bajo esa lógica, Star Wars: El Despertar de la Fuerza podría ser un trabajo colaborativo debido a que reúne a los héroes y otros de los aspectos más populares de Star Wars en una película.”

    El Juez Breyer también ha determinado que “el registro contiene una amplia evidencia de que Eul, Guinsoo y IceFrog son las mentes creadoras detrás de las respectivas versiones de Dota y Dota All-Stars”, y que esas tres personas eran las que decidían al final qué contribuciones eran incluidas en sus creaciones. Viendo esto, parece que Blizzard y Valve lo tienen todo a su favor para ganar, pero la cosa no acaba aquí.

    El detalle que podría cambiarlo todo

    Por ahora todo parece que Blizzard y Valve lo tienen todo hecho para mantener la propiedad intelectual de Dota bajo las condiciones que ellas mismas pactaron, sin embargo, hay un aspecto del Contrato de Licencia para el Usuario Final (EULA en sus siglas en inglés) de Warcraft III indicando que los creadores de mods no pueden usar el Editor de Mundos (World Editor) “para propósitos comerciales, incluyendo, pero no limitado a, la distribución de mods sobre una base independiente o empaquetado con otro software o hardware.”

    Esto podría dar un giro al litigio judicial. El Juez Breyer ya ha dicho que las ventas de copyright tanto de Eul como de IceFrog “parecen tan comerciales como los usos que les han dado”, lo que podría dar un balón de oxígeno Lilith (desarrolladora de Dota Legends) y uCool. Por otro lado, el EULA de Warcraft III no da a Blizzard ningún derecho sobre los mods que se aplican sobre el juego. De haber sido redactado de forma diferente, la creadora de Starcraft podría haber obtenido fácilmente una marca que actualmente está muy valorada. La EULA de Warcraft III abriría la puerta a la invalidez de la adquisición de Dota por parte de Valve.

    Pero la cosa no acaba con los derechos sobre el juego, ya que según se desprende de un mensaje publicado por Eul en un foro el 23 de setiembre de 2004, se puede leer que “desde este punto en adelante, Dota es ahora Open Source. Todo el que desee liberar una versión de Dota puede hacerlo sin mi consentimiento, solo pido un guiño en los créditos de tu mapa”. De esto se puede concluir dos cosas: Una, que Eul poseía el copyright sobre la licencia; y dos, que el proyecto y la saga derivada podrían ser en realidad un proyecto Open Source.

    Según el Juez Breyer, esto abre la puerta a dos interpretaciones: Una, que cualquiera tenía permiso para construir su propia versión del juego para cualquier plataforma e incluso podría vender versiones de la creación de Eul; y dos, podría significar que Eul concedió una “licencia limitada” a otros para crear mods y no lanzar juegos independiente basados en Dota. Tras exponer diversas posibilidades, Breyer concluyó diciendo que “en la publicación de Eul, en otras palabras, parece que fue dirigido a compañeros adolescentes para que construyeran mundos de fantasía por diversión, no para que empresas lo pudiesen explotar con ánimo de lucro. Así que uCool sin duda no es ningún licenciatario en absoluto.”

    En caso de que Blizzard y Valve no ganen la causa, algo que dependerá de un jurado, podríamos ver en un futuro a decenas de juegos intentando explotar el prestigio de la marca Dota.

    Fuente: ArsTechnica

    Artículo original: ¿Es en realidad Dota un proyecto Open Source?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *