• La mensajería cifrada de Signal llega al escritorio Linux

    por  • 3 noviembre, 2017 • MuyLinux • 0 Comentarios

    Singal Desktop

    Dos años después de aparecer para Android, el servicio de mensajería Signal llega a GNU/Linux, Windows y Mac con una aplicación para el escritorio construida con Electron, por lo que la polémica ya está servida. Por otro lado, la aplicación para Google Chrome ha pasado a ser considerada como obsoleta.

    Para los que anden perdidos, Signal es un servicio de mensajería fuertemente centrado en la privacidad que en su día contó con el aval del mismísimo Edward Snowden. Open Whisper, desarrolladora de Signal, comenta que la principal virtud de su servicio es el hecho de utilizar un cifrado extremo a extremo, característica que en los últimos años se ha extendido bastante. Además, también es Open Source, cosa que le ha servido al mismísimo WhatsApp para implementar algunas de sus partes.

    Para utilizar Signal Desktop se requiere emparejarlo con su equivalente para móviles (disponible para Android e iOS). Tras hacer esto, el usuario podrá disponer de toda la privacidad ofrecida por este servicio de mensajería desde un teclado de verdad, lo que supone ganar mucha comodidad para las personas que sepan mecanografiar o teclear rápido (que no es lo mismo).

    Los usuarios de la aplicación para Chrome podrán exportar los datos para importarlos desde Signal Desktop, conservando también las conversaciones. Para ello el usuario tendrá que navegar a través del sistema de ficheros, de forma similar a si exportamos los marcadores en formato HTML para importarlos luego desde otro navegador. Los desarrolladores de Signal están especialmente interesados en conocer las impresiones que da su nueva creación.

    Signal Desktop se distribuye oficialmente para Windows, Mac y distribuciones basadas en Debian (APT), por lo que destacaremos aquí a la propia Debian, Ubuntu y Linux Mint por citar las más mediáticas.

    Artículo original: La mensajería cifrada de Signal llega al escritorio Linux

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *