• OpenStack Pike facilita el despliegue y la actualización de infraestructuras en la nube

    por  • 31 agosto, 2017 • MuyLinux • 0 Comentarios

    openstack

    OpenStack Pike acaba de hacer su debut y tal y como sucedió en menor medida con su anterior versión, así como sucederá con las planeadas para el futuro más cercano, la habitual avalancha de nuevas características deja paso a mejoras específicas que apuntan al objetivo clave para que la nube Open Source se estandarice como es de esperar, esto es, incidiendo en la estabilidad y el rendimiento, pero muy especialmente en la gestión.

    Tras siete años de desarrollo, la decimosexta versión de OpenStack comienza a afrontar uno de sus mayores desafíos: facilitar su despliegue y actualización, dos de los aspectos más delicados del proyecto. Lo hace con la introducción de componentes como Nova Cells 2, destinada a agilizar el despliegue de grandes implementaciones; o Kolla, que ayudará a simplificar la gestión y actualización de OpenStack a través de herramientas de automatización como Kubernetes y Ansible.

    OpenStack Pike ofrece también servicios de infraestructura componible, un nuevo paradigma en torno a los centros de datos que permite la creación de infraestructuras virtuales mediante software sobre una única infraestructura física, con el añadido de que los recursos disponibles pueden ser independientes para cada instancia. Con los servicios componibles OpenStack se pone al nivel de funciones de las referencias privativas del segmento.

    “Las características y mejoras que ofrece Pike son las lecciones de la experiencia que obtienes al impulsar miles de nubes públicas y privadas, grandes y pequeñas, por más de siete años”, comenta Jonathan Bryce, director ejecutivo de la OpenStack Foundation. “El aumento de los servicios componibles y opciones de consumo más simples son parte de ese proceso de maduración. Nuestra comunidad ahora se enfoca en eliminar la deuda técnica futura, así como hacer crecer las capacidades de OpenStack para dar soporte a casos de uso en constante expansión”.

    Anticipándose al adiós de Python 2, otra novedad de OpenStack Pike es la actualización a Python 3.5, el lenguaje en el que están desarrollados sus principales componentes y que aportará más potencia en todos los aspectos.

    Más allá de lo expuesto OpenStack Pike viene con otras novedades de interés resumidas en la página oficial, donde también se incluye la descarga al código fuente de este nueva versión, las notas de lanzamiento al completo y un creciente lista de contribuidores a la cabeza de la cual -aportaciones independientes aparte- está Red Hat.

    Artículo original: OpenStack Pike facilita el despliegue y la actualización de infraestructuras en la nube

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *