• postmarketOS pretende darle 10 años de vida a smartphones antiguos

    por  • 23 agosto, 2017 • MuyLinux • 0 Comentarios

    smartphone antiguo

    Uno de los aspectos más criticados de los smartphones es el tiempo de soporte que ofrecen a nivel de software. En este punto Apple cumple razonablemente bien, ya que sus iPhones y iPads pueden ser actualizados durante cuatro o cinco años. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de Android, ya que los dispositivos que lo utilizan suelen ofrecer como mucho actualizaciones durante tres años, y en muchas ocasiones vemos cómo un móvil de gama baja termina descontinuado al año de salir al mercado.

    Lo descrito en el párrafo inicial no solo supone la pérdida de compatibilidad con el software más reciente y un nivel de fragmentación que se ha vuelto ingobernable para Google, sino que además pone riesgo a muchos usuarios que no pueden acceder a las últimas mejoras incorporadas a nivel de seguridad, una situación que nuestros compañeros de MuySeguridad han denunciado en muchas ocasiones.

    Además de los usuarios desprotegidos, también hay que contar la gran cantidad de desperdicios que generan unos dispositivos que se han quedado menos inútiles solo por la voluntad del fabricante, ya que el hardware sigue funcionando perfectamente. Afortunadamente los dispositivos Android no están bloqueados y en muchos modelos se puede cambiar el sistema operativo, pudiéndose destacar aquí a LineageOS.

    ¿Y si los smartphones pudiesen tener una década de soporte? De la mano de Liliputing nos hemos hecho eco de la existencia de un proyecto, un sistema operativo Linux, que tiene eso mismo como objetivo, ofrecer 10 años de soporte para smartphones antiguos. Su nombre es postmarketOS, está basado en Alpine Linux y sus desarrolladores están interesados en usar Plasma Mobile como interfaz de usuario por defecto.

    postmarketOS

    postmarketOS ya es capaz de funcionar en smartphones como el Samsung Galaxy Neuxs, los Google Nexus 4, 5 y 7 y otros procedentes de conocidos fabricantes como Samsung, HTC, LG, Motorola y Sony. Y no solo soporta dispositivos Android, ya que también abarca el Nokia N900 y hay versiones en desarrollo para los BlackBerry Bolt Touch 9900 y Jolla Phone. Sin embargo, cuando decimos “funcionar” significa que simplemente es capaz de ejecutarse sin ofrecer funcionalidad completa, ya que en algunos modelos se requiere de usar USB para tener acceso a la red y con ninguno se puede realizar llamadas.

    Los desarrolladores de postmarketOS pretenden crear un único kernel capaz de funcionar en todos los dispositivos soportados por el sistema, en un intento de ofrecer un soporte parecido al que conocemos de las distribuciones GNU/Linux para el escritorio, las cuales funcionan independientemente del hardware siempre y cuando se tenga una CPU Intel o AMD (en un futuro posiblemente haya contar a ARM al mismo nivel) y una placa base y GPU compatibles. Esto supone todo un reto viendo el actual enfoque del desarrollo de Android, donde cada dispositivo tiene que contar con su propio software personalizado para funcionar.

    A postmarketOS le queda mucho camino por delante para convertirse en una alternativa seria en el mercado de la movilidad, ya que aún está muy lejos de ser un sistema funcional. Pero de conseguir sus objetivos, ayudaría a reducir de forma notable la cantidad de desperdicios generados, además de garantizar de mejor manera la seguridad de los usuarios al recibir estos actualizaciones durante 10 años. Es importante mencionar que el último punto queda reforzado al estar basado en Alpine Linux, un sistema que tiene un fuerte enfoque en la seguridad.

    Tras todo lo dicho, y aunque es innegable que postmarketOS tiene metas ambiciosas, desde MuyLinux intentamos no perder el contacto con la realidad, y es que tras la “defunción” de Windows Phone, en el mercado de la movilidad se ha impuesto un duopolio con Android e iOS aparentemente difícil de romper.

    Artículo original: postmarketOS pretende darle 10 años de vida a smartphones antiguos

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *