• VANT newMOOVE, un portátil redondo para disfrutar de Linux

    por  • 10 Marzo, 2017 • MuyLinux • 0 Comentarios

    VANTArrancamos con lo prometido y para este primer capítulo de equipos con Linux made in Spain nos vamos a tierras valencianas. Allí nos espera VANT, una marca con mucho que ofrecer y de cuyo portafolio de productos he escogido newMOOVE, un portátil redondo para disfrutar de Linux… según explicaré más abajo. Así que no saquéis conclusiones anticipadas, porque redondo puede significar muchas cosas. Antes hagamos un poco de recorrido previo para conocer mejor a VANT.

    Acerca de VANT

    Aunque no abrieron su propia tienda en línea hasta 2014, los equipos VANT ya llevaban tiempo disponibles a través de diferentes puntos de venta. Y lo siguen estando. Actualmente es posible comprarles directamente a ellos, así como encontrar equipos VANT en tiendas como PCUbuntu o Carrefour Online. No obstante, parece que la página web necesita una actualización (y no solo por este motivo, pero nos confirman que esa actualización está próxima) porque no he conseguido encontrar nada en Amazon o APP Informática, que también aparecen listadas.

    Un anécdota que he contado en alguna ocasión es que hace años, antes de que abriesen su tienda, compré un VANT en Carrefour Online. Un sobremesa muy básico para un pequeño puesto de oficina que se limitaba a navegador web (Firefox) y suite de oficina (LibreOffice) para documentos de texto y hojas de cálculo. Me llegó con Ubuntu 11.04 preinstalado y tras diversas actualizaciones del sistema se mantiene en perfecto funcionamiento con Xubuntu 14.04 LTS. En resumen, el equipo me salió bien, pero por eso mismo tampoco puedo comentar nada acerca de su soporte postventa, nunca lo necesité.

    Desde entonces las cosas han cambiado bastante y la oferta de VANT ha crecido tanto en el número y tipo de dispositivos como en las distribuciones y tipo de versiones que instalan. Solo venden equipos con Linux preinstalado, pero dependiendo del modelo permiten elegir entre varios sabores de Ubuntu y Linux Mint. Aseguran adquirir 100% hardware, así como un “servicio de soporte y postventa con atención ágil y cercana al usuario” vía telefónica o por correo electrónico.

    Por último cabe señalar, por si acaso, que VANT solo vende en España. Más información.

    Equipos VANT

    VANT

    Uno de los aspectos más interesantes es que el catálogo de VANT cubre diferentes casos de uso: tienen mini-PC, torres, portátiles y All in One, incluyendo configuraciones de entrada muy asequibles y otras más contundentes. Como muestra, la semitorre LIFElite con Intel Celeron de doble núcleo, 4 GB de RAM y disco de 1 TB o unidad SSD de 120 GB por 190 euros; o el portátil newMOOVE de 15 pulgadas Full-HD con un i7 de sexta generación, 16 GB de RAM, disco de 1 TB y SSD de 240 GB por 995 euros. Y entre ambos extremos hay espacio para un poco de todo.

    Personalmente, sin embargo, encuentro ciertas inconsistencias en su oferta. Por ejemplo, de los tres modelos de portátil que tienen, el miniMOOVE tiene una pantalla de 11 pulgadas, mientras que el resto suben hasta las 15 pulgadas. Me falta algo entre medias, y en ningún caso podría recomendar un panel de 15 pulgadas con una resolución menor a los 1.920 x 1.080 del Full-HD. Es de suponer que si ofrecen estas configuraciones es porque las venden, pero yo no lo entiendo. La diferencia de precio no compensa la reducción de prestaciones en este punto.

    vant4 vant3 vant1 vant2

    ¿Qué equipos de VANT recomendaría? Personalmente… Me encantan los equipos compactos, en especial el DOMOpro y el PURE-S: el primero por diseño y potencia y el segundo por la posibilidad de ampliación, si es que se necesita. Para puestos de trabajo concretos, esta es la clase de equipos que tienen sentido actualmente. ¿Por qué, entonces, he elegido un newMOOVE para probar? No tan rápido.

    Terminando con este somero repaso, a la hora de comprar un VANT, de nuevo según el modelo y hablando solo por el hardware, se puede elegir procesador, memoria y almacenamiento entre unas pocas opciones prefijadas. Todos los equipos incluyen un medio para restaurar el sistema, sea un DVD o un lápiz USB para los portátiles y sobremesa que no disponen de lector, y los sobremesa de formato normal y All in One un kit con ratón y teclado “edición Linux” con su correspondiente pingüino en la tecla Meta (sí, también lo venden por separado).

    Preinstalación VANT

    VANT Ubuntu

    Otro apartado de interés es este, aun con el doble filo. Doble filo porque es interesante ver hasta qué punto cuidan la preinstalación del sistema a tenor de que solo venden equipos con Linux, y porque la gran mayoría de usuarios de Linux instalará su propio sistema sí o sí. Aquí entramos en un debate delicado por varias razones: habrá quien prefiera comprar su equipo sin nada instalado siempre que le garanticen plena compatibilidad con GNU/Linux; quien prefiera la preinstalación aunque sea para confirmar en unos minutos que todo funciona correctamente, a pesar de que acto seguido instale la distro de su elección; y por otra parte la presencia de equipos con Linux en el mercado es una demanda histórica, pequeña pero justa.

    Dicho lo cual, la preinstalación de VANT es la que debe ser, en mi opinión. A saber, utilizan el modo OEM del que provee Ubuntu (también disponible en Linux Mint), actualizan los paquetes al día e instalan los controladores gráficos y otros paquetes de soporte, léase códecs multimedia, Java y alguna aplicación adicional, por ejemplo, un indicador de teclado en portátiles. “No solemos instalar más controladores privativos, ya que en la selección de componentes de hardware valoramos mucho que los componentes estén soportados directamente por las distribuciones que preinstalamos“, me cuentan desde VANT.

    VANT Linux Mint

    En definitiva, lo único que le queda por hacer al que recibe el equipo es elegir un nombre de usuario, una contraseña y personalizar su escritorio y aplicaciones como le plazca. Así se hacen las cosas, por muy raro que sea que un usuario que nunca ha utilizado Linux se decida a comprar un equipo con Linux.  Puede que el cliente objetivo de VANT no necesite tanta atención, pero que aun así lo hagan es muestra de que le ponen empeño y es de agradecer.

    En mi caso comprobé -lo confirmé más tarde, preguntando a VANT- lo que acabo de contar al recibir el newMOOVE con Linux Mint 18.1 Cinnamon, y es que lo pedí así solo para instalarle algo distinto después. A este respecto, todas las distribuciones señaladas antes (Ubuntu, Kubuntu, Ubuntu GNOME y MATE 16.04.2 y Linux Mint Cinnamon 18.1), estarán disponibles para todos los equipos a lo largo de las próximas semanas.

    VANT newMOOVE

    VANT newMOOVE

    Ahora sí, vamos con el protagonista de este artículo. ¿Por qué el newMOOVE? La cuestión es que casos de uso hay muchos y es imposible abarcarlos todos. A su vez, si pruebo un equipo lo hago de verdad, usándolo como si fuera mío durante un tiempo indeterminado, que en el caso que nos ocupa han sido varias semanas. Más que de sobra para sacar conclusiones certeras, pero con un sesgo personal evidente.

    Soy de la opinión que para trabajar con ordenadores lo mejor es un sobremesa. Pero si además te tienes que mover aunque sea eventualmente, es necesario un portátil. Mi combo preferido es un sobremesa potente y un portátil potente, pero ligero: 13 o 14 pulgadas es el tamaño ideal, y VANT no lo tiene. Por lo tanto, y pensando en que no todo el mundo se puede o quiere permitir dos equipos, el newMOOVE reúne las características para convertirse en una estación de trabajo todoterreno: es lo suficiente grande y potente como para sustituir a un sobremesa, y sin ser un ultraportátil, es bastante delgado y manejable y nada pesado (2,2 Kg con batería incluida; ayuda que hayan prescindido de la unidad DVD).

    VANT newMOOVE

    Por todo lo dicho, el newMOOVE es el equipo más redondo de VANT, el más adecuado para dominar todo tipo de escenarios y es el que elegí para probar. Por no mencionar que lo que más os interesa a la mayoría, como tantas veces nos habéis dejado constancia, son los portátiles, y ese ha sido un factor decisivo no solo para el caso de VANT, sino para los que vengan más adelante.

    Veamos las principales especificaciones técnicas del newMOOVE fHD:

    • Pantalla: 15,6” Mate Full-HD
    • CPU: Intel Core i5-6200u a 2.3GHz
    • GPU: Intel HD Graphics 520
    • RAM: 8 GB DDR3L-1600
    • Almacenamiento: SSD de 2040 GB
    • Conectividad y expansiones: 2 USB 3.0, 2 USB 2.0, VGA, HDMI (con HDCP), Ethernet, Bluetooth 4.0 y lector de tarjetas
    • Batería: Smart Ion-Litio de 44Wh (4 celdas) extraíble
    • Otros: teclado retroiluminado
    • Precio: 755 euros
    VANT newMOOVE VANT newMOOVE

    Para más datos, la página del producto.

    ¿Y qué más puedo contar? ¿Mi experiencia? ¿Y si os digo que ha sido aburrida? ¿Que probé la preinstalación de Linux Mint sin percances, que después instalé Ubuntu 16.04.1 (en 5 minutos listo) con el mismo resultado y que repetí la operación con openSUSE Leap 42.2 y KDE Plasma (10 minutos) sin que nada cambiara? Todo funciona como cabría esperar, el equipo responde perfectamente, es silencioso, no se calienta apenas… Todo depende de la presión a la que lo sometas, por su puesto, y por ejemplo con juegos para los que la gráfica integrada va justa, sí puedes llegar a notar que se revoluciona un poco.

    Pero lo cierto es que a nivel de conectividad -a destacar, a pesar de no ir con la tendencia de mercado, las conexiones VGA y Ethernet, muy útiles en entornos laborales- y funcionamiento no puedo sacarle pegas, todo funciona a la primera y muy bien: wifi, touchpad, webcam, Bluetooth… Los componentes no engañan: es un señor portátil y lo pagas.

    VANT Ubuntu

    Donde se le pueden sacar pegas, ya os lo estaréis imaginando, es en la presentación, la estética. Siempre que se compare con los modelos premium de turno, claro está. Pero es que entonces la comparación no vale, porque al final cualquier característica a mejor se paga, incluyendo una mejor carcasa. La del newMOOVE es de plástico y carece de la sensación premium del metal, pero no es fea ni se siente endeble. Por el contrario, es discreta, sobria y si no me equivoco, está fabricada por Clevo, lo cual suele ser garantizar un nivel de calidad. No debería implicar un inconveniente si no se trata de un factor relevante para quien compra, o no se dispone de un mayor presupuesto.

    Otro punto delicado en el tema portátiles con Linux es la autonomía, y la primera impresión del newMOOVE no es halagüeña: 3 horas y media marca el indicador nada más arrancar el equipo a tope de carga. Afortunadamente, en uso aguanta mejor el tipo y las 4 horas y media serían, valga la redundancia, una media más acertada en mi experiencia, trabajando con normalidad (en mi caso se traduce en navegador con decenas de pestañas abiertas incluyendo música, además de otras aplicaciones en memoria). Quizás sea este el aspecto más flojo del equipo, aunque una vez más dependerá de las circunstancias y necesidades del usuario. Conste que tampoco lo tuneé un ápice y la media jornada la aguanta, de manera que no destaca, pero aprueba.

    VANT newMOOVE

    A todo esto, no he mencionado que hay dos modelos de newMOOVE, el Full-HD que he probado y otro con resolución HD simple (1.366 x 768) y un procesador más humilde, como es de esperar, más barato, y como es de suponer, con algo más de autonomía. ¿Vale la pena? Para mí, ya lo he dicho, no. Hoy en día hay enchufes en todos lados y en una pantalla de 15 pulgadas la diferencia entre HD y Full-HD es manifiesta.

    Llegados a este tramo final habría que comentar las limitaciones de la gráfica integrada. Skylake se comporta en Linux con soltura y hay muchos juegos a su alcance, pero resulta obvio que el newMOOVE no es un equipo para jugar. Este es otro asunto peliagudo, porque… ¿cuántos potenciales compradores habría para un equipo así que contase además con una gráfica dedicada que le suba el precio 300 euros… solo para jugar en Linux? Seguro que los hay, pero es una apuesta arriesgada. El enfoque de VANT está, o esa es mi impresión, en el usuario profesional, el que usa el ordenador para trabajar, y viéndolo así Intel se acopla de manera óptima a Linux por soporte y rendimiento.

    Y parece que hasta aquí llegamos. Sintetizando lo expuesto sobre el VANT newMOOVE encontramos…:

    Lo mejor:

    • Potencia. No sé si lo he señalado lo suficiente, pero que el equipo sea potente es un must have para mí. Como muchos de vosotros trabajo con el ordenador y mi máquina es potente para no sufrir, principalmente, y es lo que espero de los equipos que pruebo. El newMOOVE va como un tiro y aún se le puede mejorar el procesador y aumentar la RAM.
    • Pantalla. Gran definición y luminosidad. El dilema entre la pantallas mate vs brillante sigue ahí, pero para trabajar durante horas en diferentes entornos e iluminaciones, considero a las mate más llevaderas. Con todo, la versión con i7 del newMOOVE admite panel IPS.
    • Teclado. Casi no lo he mencionado, pero el teclado es preciso y cómodo, la retroiluminación es un plus y que no incluya teclas raras adicionales otro más notable si cabe. ¡Solo les falta quitar la ventanita y poner el pingüino!
    • * Mención especial para la preinstalación de Linux.

    Lo peor:

    • Autonomía. Dura lo justo, que no lo deseable, si bien es comprensible que haya a quien cuatro o cinco horas se le queden cortas. Y aunque siempre se puede comprar una batería extra…
    • Gráfica. Repito también el segundo asunto peliagudo, porque ponerle más peso al equipo y encarecerlo 200 0 300 euros solo tiene la justificación de jugar, pero aun con lo dicho, al describirlo como un portátil redondo se le echa en falta el “detalle” de poder comprarlo con una gráfica dedicada al menos como opción, para quien quiera jugar a todo el catálogo disponible en Linux, que no es poco y lo hay muy exigente. (Lo cierto es que nunca me compraría un portátil para jugar, prefiero un buen sobremesa.)
    • Precio. Es una pasta y está ajustado a precio de mercado, por lo que este último punto es por rellenar… Claro que podríamos hablar de ese 21% de IVA que nos clava nuestro querido Gobierno por un producto que es una herramienta de trabajo indispensable para muchos. Pero esa es otra historia.

    Toca despedir a VANT y su newMOOVE, no sin antes darles una merecida recomendación a ambos: a VANT porque como marca y tienda llevan años de actividad y por lo que parece cumplen, al newMOOVE porque aunque tiene margen de mejora, en términos generales es un gran equipo. Así de sencillo. Me alegra empezar con tan buenas sensaciones.

    Muchas gracias a VANT por la disposición, les seguiremos la pista más de cerca a partir de ahora. Partimos hacia nuevos horizontes.

    Artículo original: VANT newMOOVE, un portátil redondo para disfrutar de Linux

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *