• Cómo tener tu propio servidor VPS en la nube

    por  • 8 Marzo, 2017 • Linux Adictos • 0 Comentarios

    Granja de servidores VPS

    La era en la que la tecnología local era la reinante ha terminado, en la actualidad, con la llegada del IoT y todos los servicios remotos que podemos usar de forma local estemos donde estemos, han llegado nuevas posibilidades que antes ni sospechábamos. Todo gracias a la red de redes y al creciente mercado del cloud computing, que tiene un potencial inimaginable. Se han abierto nuevas posibilidades para particulares y empresas, a precios competitivos y con prestaciones dignas de un servidor propio.

    Gracias a la nube podemos tener en nuestros dispositivos móviles, smartTVs, o PCs, coches conectados, etc., multitud de servicios que antes eran imposibles o muy caros. Esos servicios son de tipo SaaS (Software as a Service), PaaS (Platform as a Service), e IaaS (Infrastructure as a Service), es decir, ofrecen aplicaciones basadas en web como servicio, plataformas (servicios de autenticación, copias de datos, mensajería,…) e infraestructuras (computo, almacenamiento,… en definitiva hardware de altas prestaciones) como servicios.

    Para que eso sea posible, existen empresas que adquieren todo el caro equipamiento y sistemas para ofrecer a sus clientes todas las capacidades que estas grandes máquinas poseen. Dividiendo sus recursos en porciones, se pueden ofertar dichas porciones de forma individual por un determinado precio para todo aquellos que los necesiten y no puedan o quieran adquirir un servidor o supercomputadora. Eso significa grandes data centers, enormes granjas de servidores como la de la foto principal, con cientos de procesadores o miles de ellos, enormes cantidades de memoria RAM e ingentes capacidades de almacenamiento a tu servicio…

    En este post intentaremos aclarar las ventajas que tienen los servicios de la nube frente a implementar sistemas físicos propios, o mejor dicho, los inconvenientes que se nos presentan cuando queremos tener un servidor propio en nuestro hogar o empresa. Analizaremos diferentes opciones, las ventajas de un servidor VPS y además veremos otras muchas posibilidades que nos ofrecen los servicios de pago que se pueden encontrar en Internet.

    Ventajas de los servicios cloud frente a los locales

    LA NUBE

    Las ventajas de usar un servidor remoto son muy numerosas. Una de las principales es la parte económica, ya que si queremos implementar nuestro propio servidor tendríamos diversas opciones. Una sería usar un PC o una SBC tipo Raspberry Pi o similares para usarlo como servidor, con Linux y los paquetes de software necesarios, con las limitaciones de hardware que eso implica. La otra es comprar un microservidor o pequeño servidor asequible, pero la conexión a la red doméstica (y la mayoría de las pequeñas empresas) seguiría siendo un lastre como en el primer caso.

    Si se supera el lastre económico y por tanto las limitaciones de nuestra infrastructura, también pueden darse otro tipo de inconvenientes como son los de administrar el gran sistema que tenemos frente a nosotros. Eso es tarea de un administrador de sistemas, y si no disponemos de uno particular o nuestros conocimientos no llegan a tanto, significará contratar a terceros para que realicen dicho trabajo. Por tanto, si se trata de un gran proyecto, la mejor opción es dejar ésto en manos de alguna empresa que se dedique a ello y nos ofrezca directamente el servidor como servicio.

    Conclusión, si queremos no depender de hardware costoso, administración de software complicada, ausencia de soporte técnico, así como evitar limitaciones del ancho de banda, la mejor opción es contratar algún servicio a terceros…

    Servidor VPS

    Servidor VPS: Tux y Windows

    Dentro de estos servicios detallados en párrafos anteriores tenemos lo que conocemos como VPS (Virtual Private Server) o servidor virtual privado. Y aunque podríamos montarnos pequeños servidores en casa, existen multitud de servicios que ya nos dan este tipo de servidores montados sin los impedimentos que ya analizamos en el apartado anterior. Un ejemplo de ello es la plataforma online Clouding, entre otras…

    Y para los que no lo sepan, un servicio VPS ofrece la posibilidad de fragmentar un servidor físico en varios servidores virtuales independientes, que usarán como máquinas completas y con sistemas operativos diferentes. Estos servicios, al ser virtuales, permiten la posibilidad de ser reiniciados o modificar a gusto cada uno de ellos con total independencia del resto y del propio servidor real. Todo es posible gracias a las tecnologías de virtualización, que hacen posible esta abstracción.

    Los usuarios podrán tener acceso total al servidor virtual, pero no al real, con privilegios root y con la posibilidad de instalar todo el software que deseen. Además, las capacidades y rendimiento del Cloud serán altas, debido a que están haciendo uso del hardware de una gran máquina. Eso es lo que nos ofrece el proveedor del servicio, mientras que ellos se encargan de la administración del servidor, de las redes, backups, y de hacer que todo funcione adecuadamente.

    ¿Para qué necesito un VPS?

    Máquinas virtuales Linux

    Las posibilidades son muchas, ya que a pesar de ser un servidor virtual, las características no se distinguirán de un servidor real a ojos del usuario o cliente. Por tanto, tenemos un equipo servidor para instalar el sistema operativo que deseamos, y todo el software necesario en cada caso para disponer de multitud de servicios diferentes, desde almacenamiento como NAS, un servidor multimedia, hosting para alojar webs y otros servicios, web apps, FTP, etc.

    Resumiendo, un gran servidor a un precio irrisorio para que hagas lo que quieras con él.

    Clouding y sus posibilidades

    Clouding.io Logo

    Si te decides por Clouding, podrás seleccionar el servicio más adecuado para tus necesidades y por precios que pueden ir desde unos 10€ mensuales para 1 GB de memoria RAM virtual, 1 vCore para el procesador, y 25GB de capacidad para el disco duro SSD, hasta varios cientos de euros por mes si seleccionas los más  altos recursos de hardware (16 vCores, 32GB RAM, 1.9TB de SSD). Además, podrás configurar el Firewall y DNS dentro del sencillo menú de configuración online que te aportan.

    Aunque unos 400 y pico euros para el hardware más potente te pueda parecer un elevado precio, tienes que tener en cuenta que un servidor dedicado de esas características te costaría unos 7000€ (eso supone unos 600€ cada mes). Y a eso le debes agregar el consumo eléctrico, su mantenimiento, administración, equipamiento adicional de redes, y aun así seguiría existiendo el problema de la red, que también deberías agregar a la lista de gastos el precio de una red decente que soporte el tráfico que tiene el servidor… ¡Por lo que definitivamente compensa contratar el servicio!

    Y por el precio de éste servicio puedes tener un potente servidor VPS gracias a al rendimiento de los procesadores Intel Xeon, un buen ancho de banda para tu red gracias a la tecnología 20Gps de Cisco, Smart cache, discos duros de estado sólido, y otras tecnologías como Ceph Storage, KVM OpenStack, seguridad, DNS Hosting, posibilidad de elegir entre Windows o Linux, triple réplica para no perder tus datos y configuraciones, soporte incluido, calidad, sencillez, administración remota, etc.

    Para cualquier duda o sugerencia, no olvides dejar tus comentarios, estaremos encantados de poderte responder… Y espero que éste artículo te haya servido de ayuda para una elección más inteligente.

    El artículo Cómo tener tu propio servidor VPS en la nube ha sido originalmente publicado en Linux Adictos.

    Artículo original: Cómo tener tu propio servidor VPS en la nube

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *