• Ubuntizando nos echa a sus perros de presa

    por  • 9 octubre, 2016 • Ubuntizando.com • 1 Comentario

    En nuestra corta existencia hemos recibido muchos correos sobre contenidos y la mayoría son de gente que nos agradece que difundamos sus artículos. Algunos incluso nos comentaban que el artículo original ya no está disponible y que gracias a nosotros aún se puede leer en la red. Un placer.

    También hemos recibido los típicos correos de “bórrame esa página” o “cámbiame ese enlace”. Cosas puntuales que con mucho gusto hemos atendido pues tenemos muy claro que los contenidos no son nuestros sino de quien los escribe. Es algo parecido a lo que ocurre con el software libre, el código fuente es del que lo escribe, pero otros muchos podemos difundirlo o ayudar en su mejora de una forma u otra.

    Es por todo esto que nos hemos quedado helados cuando hemos recibido un correo del señor Miguel Parada. Lo primero que nos ha chocado es haber recibido al mismo tiempo un correo de una empresa que se dedica a la “certificación de envío de correo electrónico”.

    En este correo nos informan literalmente de lo siguiente:

    miguelparada@ubuntizando.com ha solicitado a eGarante actuar como testigo del envío del correo electrónico con el asunto: Borrar Ubuntizando.com de linux-os.net

    WTF? Era necesario?

    En el correo del señor Parada nos conmina, tal como indica el asunto de su mensaje, a borrar todo rastro de los artículos que sindicamos a través del servicio de RSS de Ubuntizando.com.

    Por descontado el señor Parada tiene todo el derecho del mundo a pedirnos que eliminemos los contenidos que hemos recopilado de Ubuntizando. com y lo hubieramos hecho sin ningún problema y además, le hubieramos agradecido el magnífico trabajo que hace difundiendo el software de código libre.

    Pero en la misma misiva ya se pueden apreciar comportamientos que se podrian calificar como “mafiosos”. En 48 horas a partir de la recepción del correo tiene que estar todo el contenido eliminado.

    Claro, de ahí la empresa que actúa como “testigo”. Para empezar a contar a partir del momento exacto en el que hemos recibido su correo.

    Hemos de dejar claro que el señor Parada jamás nos ha escrito antes ningún correo. Ese comportamiento mafioso se podría entender si nos hubiera avisado reiteradas veces y nosotros hubieramos hecho caso omiso, pero no ha sido así.

    Nuestra web no vive de la publicidad. Tan solo tenemos un mísero baner que no da ni para pagar el hosting. Más de una vez nos han pedido promocionar algún producto o algún servicio y nos hemos negado a ello.

    Nuestro propósito es sólo difundir el softwar libre y su conocimiento. Por tanto, para qué nos ibamos a negar a borrar su contenido si no ganamos absolutamente NADA con ello?

    Tengo que decir que el señor Parada me ha decepcionado terriblemente y no esperaba tal comportamiento de una web dedicada al mundillo Linux.

    Señor Parada: Que ocurrirá si no hemos borrado esos contenidos en 48 horas? Nos mandará a sus abogados para que nos saquen los higadillos?

    Dejad vuestros comentarios por favor.

    Sobre

    One Response to Ubuntizando nos echa a sus perros de presa

    1. Miguel Parada
      10 octubre, 2016 at 21:26

      Estimado Admin. Veamos. 1. El texto remitido por mi persona es un cese o desista normal y corriente. En este tipo de documentos debe constar el objeto de la comunicación, la petición o deseo expreso y un plazo de tiempo para su atención. Esto es estándar, aquí, en la tierra y en todo el universo. 2. Lo que UD hace no es difundir, sino que ud COPIA el contenido hasta la última coma sin ningún tipo de permiso. 3. Es legitimo por nuestra parte, en adelante Ubuntizando, el determinar qué usos dañan nuestro trabajo. 4. Será mejor que no nos pongamos chulos porque Ud. sabe que es mi derecho y su obligación atenderla. Si no deseamos estar en su web, porque JAMAS Ud. nos preguntó no viene a recibo que para colmo tengamos que atender su, por otro lado, legitimo derecho a pataleta.

      Por favor atienda a mi demanda. No deseo aparecer en su medio ni ninguna otra vinculación.

      Sin otro particular

      Miguel Parada

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *